¿Qué son Cenotes?

Definición, Explicación y Historia

Cenotes son pozos naturales de agua dulce en formaciones calizas.

En la península mexicana de Yucatán se encuentra una gran concentración de Cenotes, aunque también existen en otras partes del mundo. En este artículo y sitio se concentra exclusivamente a los Cenotes de México, para los cuales las estimaciones van desde 3,000 hasta más de 7,000 Cenotes.

La palabra 'cenote' viene del maya dz’onot y significa literalmente hoyo o agujero en el suelo/ con agua. Para los mayas, los Cenotes tenían un gran significado, como fuentes de agua potable y lugar espiritual, por lo que todos sus asentamientos se ubican cerca de Cenotes. Para ellos representaban la entrada a mundo subterráneo, y se encontró joyas y utensilios ceremoniales en sus fondos, que probablemente fueron hundidos después de sacrificios (humanos).

La formación de los Cenotes duró millones de años, que se refleja en sus estructuras y fósiles de animales marinos que encontraron en los fondos de algunos.

El suelo calizo se va disolviendo con el agua de la lluvia y permite la filtración de la misma, haciéndose poroso, modelando cavernas y ríos subterráneos. Cuando se cae el techo sobre las mismas, se forman dolinas, o sea los Cenotes exponiendo aguas subterráneas a la superficie. Sus clasificaciones, a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos/ en gruta están ligados a su edad, siendo los más antiguos que se están completamente abiertas. Los Cenotes constituyen frecuentemente los únicos pozos de agua, por lo que se formó una fauna respectivamente variada de animales y plantas.

Adicionalmente, están interconectadas mediante un sistema de ríos subterráneos (escurrimiento subterráneo) que abarca toda la península y conecta al mar. Según estimaciones de 2013, se calcula una longitud total de más de 1000km de este sistema, solo en el estado de Quintana Roo. Así, se atribuye también a este sistema la irrigación de la selva densa de la península, que subside a pesar de largos periodos de sequía.

Hoy en día, los Cenotes son destinos turísticos, cuidados por sus propietarios, quienes tratan de participar en el turismo, proteger y mantenerlos. Miden desde pequeños pozos hasta varias docenas de diámetro y tienen una profundidad promedia de 15 metros, pero pueden llegar a más de 100 metros. Contienen agua dulce, aunque ya algunos, sobre todo cerca de asentamientos urbanos, están contaminados.

Por el clima cálido en el que se ubican y la propia temperatura (frío por subterráneo) atrae a la población local y turistas para refrescarse, como también buceadores de todo el mundo que buscan explorar en sus aguas cristalinas (casi no tienen partículas de suspensión) las formaciones calizas y analizar las incidencias de la luz al agua.

La belleza, su historia y el sistema hacen los Cenotes de México un destino turístico único en el mundo.